Un arranque para ilusionarse

Nocerino festeja. Sí, Orlando tiene motivos para festejar por su buen arranque Foto: AFP

Nunca antes Orlando City había encadenado victorias en sus dos primeros encuentros de una temporada. De hecho, en los años 2015 y 2016 siempre empató como local, por lo que el arranque de este 2017 ya es el mejor del club en su corta historia. Un comienzo para ilusionarse, tras dos campañas fuera de los Playoffs.

Los triunfos sobre New York y Philadelphia cayeron muy bien en un grupo que aún no ha jugado fuera de casa, luego de la cancelación del encuentro ante New England por mal tiempo. Sin embargo, 180 minutos de fútbol han servido para tomar nota de varios aspectos positivos en el conjunto de Jason Kreis.

El sistema defensivo ha sido lo más destacado, especialmente si se toma en cuenta lo ocurrido el año pasado. A pesar de una defensa con tres nombres nuevos -sólo repite el uruguayo José Aja-, los Leones lucen muy bien en esta zona del campo, haciendo buenos relevos, retrocediendo con prestancia y ocupando los espacios dejando muy pocas rendijas.

De Aja no sorprende. El charrúa dejó muy clara su capacidad en 2016 y por ello el equipo no dudó en retenerlo. Jonathan Spector luce como su socio ideal y en la cancha se nota que hay entendimiento entre ellos.

Donny Toia ha sido un gran acierto, especialmente porque Orlando no encontró nunca un hombre fijo para el puesto de lateral izquierdo. Brek Shea, Luke Boden y otros pasaron por allí sin ofrecer la solidez que ha evidenciado Toia en este arranque. Un caso similar al de Will Johnson por la derecha, emergente ante las lesiones de Rafa Ramos y Alston, pero ha cumplido al 100%, destacando además por su entrega: nunca da un balón por perdido.

En el medio Antonio Nocerino se ha erigido como un líder en la primera línea de volantes y entre Carrasco e Higuita se han encargado de blindar esa zona. Más adelante, Matías Pérez García y Giles Barnes se han encargado del armado, con más responsabilidad por la lesión de Kaká, que ha pesado mucho. Es quizás la zona donde por ahora se requiere más atención, pues el equipo todavía no está fuerte en la ofensiva. Sin embargo, lo de Matías en los dos primeros duelos ha sido sobresaliente.

La dupla Rivas-Larin ha trasladado al terreno lo visto en la pretemporada e incluso en los últimos duelos de la temporada anterior. Rivas sigue madurando y asume un rol de extremo-habilitador, algo que Cyle ha sabido aprovechar, remarcando su condición de goleador histórico del club.

Si bien se ha jugado muy poco y aún queda por ver el rendimiento del equipo actuando fuera de su casa, no hay dudas que el comienzo promete y eso tiene a los aficionados muy ilusionados.

Por: Sergio Ruiz Torres / Nación Púrpura