Larin y Barnes firmaron la vuelta al triunfo

En el último día de mayo la lluvia trajo felicidad. Orlando City SC quebró su racha negativa de seis encuentros sin ganar, con una victoria 2-0 sobre el DC United, gracias a los goles de Cyle Larin y Giles Barnes, en una noche lluviosa que obligó a retrasar el inicio del encuentro en el Orlando City Stadium.

Luego de dos empates y cuatro derrotas en sus últimas seis salidas, los Leones Púrpuras salían dispuestos a salir del mal momento, logrando el cometido con varios picos altos, sumando así una victoria que les permite de paso igualar la serie histórica ante los capitalinos, en tres victorias por lado.

Orlando volvió a exhibir el rombo de la mitad de la cancha, esta vez con una variante: la presencia de Cristian Higuita como volante central, en lugar de Antonio Nocerino, quien se quedó en el banco de suplentes. Will Johnson, Luis Gil y Matías Pérez García, completaron esa zona. Kaká, como se había anunciado, no estuvo en la convocatoria.

Como ante Minnesota el fin de semana, los Leones dominaron la posesión, crearon ocasiones y en líneas generales mantuvieron a raya a sus rivales. Sin embargo, el no concretar las opciones iba a darle más comodidad a la visita para al menos llevar un punto.

Pero la buena lectura del DT Jason Kreis le cambió la cara al encuentro en el tiempo justo, con el ingreso de Giles Barnes, quien enchufado por el costado izquierdo, pronto iba a convertirse en un dolor de cabeza para el cuadro capitalino.

Cuando ya algunos comenzaban a perder la cabeza por una actuación más que discutida del árbitro principal, finalmente otorgó una falta para Orlando por una falta contra Barnes en el minuto 65. Will Johnson cobró de forma impecable directo a la cabeza de Cyle, quien dejó sin respuesta al portero Hamid, para el 1-0 que daba tranquilidad.

Hubo algo de sufrimiento, antes que los tres puntos estuvieran en el bolsillo. Al 74’ una mala entrega de José Aja fue aprovechada por Neagle, quien sacó a Bendik, entró al área y remató, siendo víctima en primera instancia de una notable tapada de Spector –casi haciendo de guardameta- y luego apareció Bendik volando por los aires para ahogar el grito de gol.

Pareció ser todo para el visitante, resignado a un resultado adverso, que terminó de consumarse a dos minutos del final, cuando Barnes disparó desde lejos y el portero Hamid se enredó con sus manos, permitiendo que el 2-0 subiera a la pizarra, para el primer gol de Giles con la camiseta de Orlando.

Por: Sergio Ruiz Torres / Nación Púrpura