Kaká volvió y selló triunfo de Orlando

Como si fuera un guión de una película, Kaká firmó su regreso a las canchas siendo fundamental para que Orlando City destrabara un duelo cerrado y, con un gol suyo, terminara imponiéndose 2-0 al Colorado Rapids, un resultado que atornilla a los Leones Púrpuras en el primer lugar del Este.

El colombiano Carlos Rivas con un riflazo desde lejos había roto el empate a falta de veinte minutos para el final, y Kaká en el primer minuto del tiempo añadido, tomó el rebote de un disparo de Cyle Larin al palo, para sólo empujarla y poner cifras definitivas.

El DT Jason Kreis decidió dejar tanto a Kaká como a Rivas en el banco de suplentes, colocando a Giles Barnes como extremo por la izquierda y a Matías Pérez García, como integrante del diamante en la mitad.

Colorado, último en el Oeste, no fue muy distinto a lo que ha mostrado en la temporada. Un equipo con poca fuerza en el ataque, que como visitante arriesga poco y deja muy pocos espacios con dos líneas de cuatro muy juntas.

Eso le generó problemas al Púrpura, que no encontró claridad en el último cuarto de cancha, sin posibilidad de poder juntarse y generar la brecha para habilitar a los atacantes.

Los goles en la banca

Por el trámite y teniendo agresividad y cambio de ritmo en la banca, Kreis esperó sólo quince minutos en la reanudación. Al no haber un cambio en la dinámica, decidió enviar a Rivas y Kaká en un doble cambio determinante al minuto 60′.

En la primera que tuvieron, Kaká habilitó a Rivas y la presencia del colombiano se hizo notar en el callejón de la izquierda. Era sólo un aviso de lo que venía.

Diez minutos después Cristian Higuita entregó a Rivas cerca del área grande. El colombiano avanzó unos metros con balón dominado y no lo pensó dos veces para sacar un misil directo al arco de Mac Mach, quien se estiró sólo para la foto. Era el 1-0 en el 70′, con el primer gol de Rivas en la campaña.

Pero la historia no estaba lista. Kaká fue clave en el segundo aire que tomó el equipo, aunado al fuerte calor que pareció liquidar a Colorado físicamente en el tramo final.

Y como premio a esa voluntad, el brasileño iba a coronar su regreso con gol, aprovechando en el 91′ un disparo de Cyle Larin al palo, que sólo tuvo que empujar para el 2-0 final.

Orlando estiró a cinco su marca de victorias en el nuevo estadio (récord de la liga) y saca ventaja como puntero del Este, junto antes de su visita a Toronto, en el primero de siete desafíos en mayo.

Por Sergio Ruiz Torres / Nación Púrpura