¡Otro empate en el último suspiro!

Otra vez de infarto, otra vez en el último suspiro. Orlando City SC rescató un empate 1-1 en su visita al Seattle Sounders, quitándole el dulce de la boca en la jugada final, gracias a un cabezazo de Scott Sutter ante un centro cobrado por Kaká, cuando ya no había tiempo para más en el Century Link.

Will Bruin había adelantado a los dueños de casa en la primera etapa y todo hacía pensar en un triunfo para el actual campeón de la liga, hasta que llegó una falta en el minuto favorito de Orlando, el 94, en el que Kaká tomó el balón y lo envió directo a la cabeza de Sutter para otro sensacional empate.

Los Leones Púrpuras contaron con la vuelta de Antonio Nocerino en la mitad de la cancha, luego de cumplir su sanción por la roja ante Chicago, al tiempo que Tommy Redding arrancó como titular en el centro de la defensa, en lugar de José Aja.

Los de Florida iniciaron con mucha fuerza. Carlos Rivas tuvo la primera gran ocasión del encuentro, tras quedar mano a mano contra el portero Frei luego de un gran pase de Kaká. El guardameta salió rápido y evitó la caída de su arco con una buena respuesta, todo eso a los cinco minutos.

Tras la sorpresa de un Orlando City que arrancó queriendo imponer el dominio, los de casa tomaron el control y se fueron aproximando poco a poco al arco defendido por Joe Bendik.

Y en uno de esos avances, al 19’, el balón le iba a quedar servido a Bruin, en una acción en la que Spector no pudo rechazar, y el goleador de los “verdes” no perdonó con un fuerte remate bajo al palo derecho de Bendik, quien no llegó en lo que fue el 1-0.

En la segunda etapa, fue el local el que dispuso de las mejores opciones. Como al 59, cuando un centro de Morris desde la derecha fue recepcionado por Lodeiro en el área, éste metió un taco para Dempsey, quien disparó a quemarropa ante un Bendik que se agigantó y salvó hasta en tres ocasiones en una misma jugada.

Del otro lado, Carlos Rivas en la siguiente acción, impactó de primera un servicio de Sutter, encontrando una gran respuesta de Frei, quien ahogó otra vez el grito de gol del colombiano.

Con los ingresos de Luis Gil y PC Giro, los de púrpura ganaron en presencia en territorio rival, pero no logró traducir el dominio en llegadas claras de gol. Todo hacía pensar en un triunfo para Seattle, hasta que ya en los segundos finales, Torres derribó a PC para un tiro libre al costado izquierdo del área grande.

Orlando iba de nuevo por la épica, sin tiempo para nada más, tanto, que hasta Bendik se metió en el área a buscar la heroica, y volvió a ser en el minuto 94, con el servicio de Kaká para el milagroso cabezazo de Sutter que empató el juego y apagó las luces en el Century Link.

Por: Sergio Ruiz Torres / Nación Púrpura